sábado, 22 de diciembre de 2012

Trenzas de brioche en panificadora





Después de probar varias recetas de brioche, me quedo con esta es una masa fantástica muy esponjosa y rápida de hacer si la comparamos con otras recetas de este mismo tipo. Pueden hacerse infinidad de bollos incluso rellenos con crema pastelera chocolate…
En este caso yo usé la panificadora pero también se pueden elaborar a mano, con estos ingredientes salen varias trenzas hermosas para unas diez personas y están buenísimas!

Ingredientes:
  • 300 ml. de leche temperatura ambiente
  • 15 gr. de lavadura fresca
  • 1 huevo
  • 490 gr. de harina
  • 150 gr. de azúcar
  • 4 cucharadas de agua de azahar
  • o una cucharadita de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal
Preparación:
Vertemos en la panificadora los ingredientes en el orden arriba indicado y la ponemos en el programa de amasado dejando fermentar la masa por lo menos una hora.


Una vez doblado su volumen untamos la mesa de trabajo con un poco de aceite y dividimos la masa en unas seis porciones de cada una de ellas hacemos dos churros uno mas grande que el otro doblamos el mas largo en forma de U y el otro mas pequeño lo unimos por el centro a fin de empezar la trenza. Al final del trenzado escondemos la esquinita hacia abajo y colocaremos sobre papel de hornear en una fuente y dejaremos otra hora de reposo para que vuelva a doblar su volumen, podemos hacer formas distintas yo también las hice en forma de rosca, cuidado con dejar bastante espacio entre cada pieza ya que crecen mucho!


Una vez fermentada pintamos con huevo batido y las introducimos en el horno a 150º calentado arriba y abajo durante diez minutos se hacen en un momento una vez fuera podéis untarlos con un almíbar de agua y azúcar o espolvorear con azúcar glass, virutas de chocolate.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Panettone


Dice la leyenda, que este postre nació hace más de cinco siglos, alrededor de 1490, cuando un joven aristócrata, Ughetto Atellani de Futi, se enamoró de la hija de un pastelero de Milán. Para demostrarle su amor se hizo pasar por aprendiz de pastelero e inventó un pan azucarado con forma de cúpula a base de frutas confitadas y aroma de limón y naranja. Los milaneses empezaron a acudir en masa a la pastelería a pedir el «pan de Toni», quien así se llamaba el ayudante, y de ahí viene el nombre de panettone.
De aquel primer pan se han hecho numerosas variaciones y se puede encontrar con uvas, pasas, piñones, almendras, chocolate y frutas confitadas. En Milán terminó por convertirse en un postre tradicional navideño, y  los pueblerinos lo empezaron a regalar como un obsequio.
Pues aquí os dejo con esta receta que espero que os guste tanto como a mi, es un pan de un sabor afrutado, muy aromático y no excesivamente dulce excelente para acompañar con un buen café.

Ingredientes para la masa madre:
  • 100g de harina de fuerza
  • 30 g de lavadura fresca 
  • una cucharada de azúcar
  • 70 g de agua tibia
Para el resto de masa:
  • 5 huevos
  • 150g de mantequilla
  • 170g de azúcar
  • una cucharada de vainilla en polvo o líquida
  • una cucharada de esencia de azahar
  • la piel de una naranja rallada
  • una pizca de sal
Para el relleno:
  • 120g de pasas sultanas sin pepitas
  • 120g de orejones... o la fruta que os apetezca



Preparación:
Empezaremos preparando la masa madre, deshaciendo primero la levadura fresca (la encontraréis en el Mercadona en la parte de refrigerados) en los 70g de agua tibia, esto es importante, no vale ni fría ni caliente tiene que estar tibia para que los fermentos hagan su correcto efecto. Añadiremos la harina, el azúcar y lo mezclamos todo hasta que estén todos integrados, lo tapamos y dejamos reposar hasta que doble su volumen.




Preparamos la masa:
Yo en este caso utilicé la panificadora pero a mano también se puede hacer, cogemos y batimos un poco los cinco huevos y los introducimos en la cubeta, añadimos la mantequilla a punto de pomada, el azúcar, las esencias y la piel de naranja y por último todo el fermento, seleccionamos el programa de amasado y levado en mi máquina son 1:40 min. En caso de que lo hagáis a mano amasarlo bien durante varios minutos tapar el bol y dejar levar durante al menos dos horas, es un tipo de masa que la podéis dejar toda la noche, ya veréis que agradable aroma queda en la cocina, solo con el fermentado, es una delicia!



Una vez la masa haya levado dividirla por raciones, pensad que volverá a levar un poco más así que calculad bien en los moldes que la vais a poner a mi me salieron dos buenos panettones de unos 400g cada uno. La extendéis bien con un rodillo, no hace falta que coja ninguna forma en concreto y colocáis encima el relleno, las pasas y la fruta confitada en daditos pequeños o pepitas de chocolate, lo que os apetezca, lo enrollamos bien uniendo los dos lados como si fuera un roscón y hacemos un bollo, lo colocamos boca abajo en el recipiente (untado previamente con mantequilla) donde la vayamos a hornear lo dejamos reposar durante al menos una hora y volverla a levar un poco, lo pintaremos con huevo batido y lo introduciremos en el horno durante 35 minutos a 180ºC arriba y abajo, dependiendo del tamaño del molde necesitara más o menos tiempo, para ello siempre es mejor comprobar con un palillo, si el pan esta cocido por dentro o no antes de sacarlo.