martes, 26 de noviembre de 2013

Trata de crema con mazana





Esta tarta que os traigo hoy  es una de mis favoritas, muy sencilla de hacer y deliciosa acompañada de una bola de helado o un poco de chocolate es ideal para tomar con el café o para merendar, además podéis reemplazar la manzana por frutos secos, melocotón en almíbar...  en casa siempre que la hago vuela!… espero que os animéis a hacerla es muy fácil.

Para la tarta:
  • 1 base de masa brisa
  • 3 manzanas golden
  • canela en polvo
  • mermelada de albaricoque

Para la crema pastelera:
  • 500 ml de leche 
  • 2 yemas de huevo
  • 150 gr de azúcar
  • 40 de maizena
  • vainilla en rama
  • peladura de limón
En una olla poner a calentar 3/4 de la leche junto con el azúcar, la ramita de vainilla y la piel del limón en un cuenco mezclar las yemas con el resto de la leche y la maicena mezclándolo todo muy bien, cuando la leche empiece a hervir incorporaremos la mezcla de los huevos y la maizena removiendo muy bien con la ayuda de unas varillas, cuando empiece a espesar retirar del fuego y seguir removiendo todo muy bien durante unos minutos más, dejar enfriar podemos poner un poco de film transparente tocando directamente la crema para que no se forme ninguna película. Esta crema la podéis utilizar para innumerables recetas es muy rica puede incluso tomarse sola quemando la superficie con azúcar y hacer tartaletas con frutos secos, suizos etc.

Una vez enfriada la crema extenderemos la masa brisa en un molde previamente untado con mantequilla y harina, pondremos encima la masa recortando los bordes sobrantes con un cuchillo, vertemos la crema pastelera que ya estará fría a los que os guste la canela podemos espolvorear un poquito por encima, después colocaremos las lonchas de manzana que habremos cortado finamente formando un círculo de fuera hacia dentro, introducir en el horno a 180º durante 40 minutos una vez doradita le damos una capa de mermelada de albaricoque con un pincel para darle brillo. Servir templada o fría, de un día para otro está mucho mejor, esta crema os aguanta el frío hasta tres días pero os aseguro que esta tarta no os durará tanto. Que la disfrutéis!

lunes, 4 de noviembre de 2013

Pan blanco de avellanas



Aprovechando que hace un año estrené la panificadora, que se ha convertido en un imprescindible para mí, aquí os traigo un pan blanco muy fácil de hacer al que le he añadido unas avellanas tostadas que le van a dar un toque de mi tierra, el pan es un alimento básico y está situado en la base de la pirámide alimentaria, nos aporta una considerable cantidad de hidratos de carbono, algunas proteínas y por regla general posee pocos contenidos grasos, es fundamental para una dieta sana y equilibrada. 

Así pues vamos con la receta..



Ingredientes:

  • 290 gr. de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 490 gr. de harina de fuerza
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 10 gr. de levadura fresca 
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 300 gr. de avellanas tostadas

Preparación:
Cogemos la cubeta y vamos añadiendo los ingredientes en el orden arriba indicado, primero el agua con la sal, luego la harina...y el resto de los ingredientes, la levadura yo la suelo disolver con unas cucharaditas de leche templada, nunca fría ni tampoco muy caliente, las avellanas las podemos tostar un poquito así conseguiremos que su sabor sea más intenso, las partiremos y las colocaremos al final de todo, escogemos el programa indicado en la panificadora que en mi caso es el uno y a esperar... 

Esta receta también la podéis hacer de forma tradicional preparando sobre la mesa de trabajo un montoncito con la harina, hacemos un hueco en el centro y vamos añadiendo todos los ingredientes, amasamos durante unos quince minutos y dejamos fermentar una hora y media aproximadamente, preparamos un molde untado con aceite y harina, y lo horneamos a 150º durante 35-40 min.